Receptores AV

Gracias a los receptores AV puedes conectar a un solo dispositivo todas las fuentes de audio y vídeo que tengas, de modo que gestionas todos tus sistemas desde un único lugar.

En el caso del vídeo, el receptor AV simplemente recoge la señal que recibe (de un dvd, un reproductor de Blue-Ray, un dispositivo multimedia, etc.) y la envía hacia el dispositivo de salida, como una TV o un proyector.

Sin embargo, su trabajo a la hora de procesar el audio, es un poco más complejo. El funcionamiento de los receptores AV a la hora de procesar el audio puede dividirse en 4 pasos:

  1. Recepción de las señales de audio.
  2. Decodificación de esas señales digitales en señales analógicas, que pueden ser “entendibles” por los altavoces.
  3. Ecualización de la señal analógica resultante para adaptarla a las características de los altavoces y de la propia sala.
  4. Amplificación de la señal para que llegue hasta los altavoces con la potencia adecuada y su salida sea perfectamente audible.

Para qué se utilizan los receptores AV

Se utilizan en cualquier sistema de sonido que requiera alguna etapa de decodificación, procesado o amplificación de la señal de audio digital (todos esos unos y ceros que han sido insertados en los DVD y Blue-Ray que tenemos en casa).

En un home cinema, los receptores AV decodifican la señal de audio digital para convertirla en señales analógicas que, una vez procesadas (mediante una adecuada ecualización y la posterior amplificación) se envían a los distintos altavoces que forman el sistema de sonido (normalmente 5 altavoces generales y uno dedicado a los graves).

Durante el procesado del sonido, el receptor AV decodifica las señales acústicas de cada canal de audio, para enviarla al altavoz adecuado y crear el efecto de sonido envolvente característico de los Home cinema.

Factores a tener en cuenta a la hora de comprar un receptor AV

Potencia del amplificador

Aunque en líneas generales, podemos afirmar que para un salón medio (de cualquier hogar familiar) la potencia no sea un dato excesivamente importante, ya que la mayoría de los receptores AV en venta actualmente tiene cifras más que suficientes en este apartado, es importante señalar que, aparte de dicha potencia en vatios, hay que tener en consideración la impedancia del aparato (medida en ohmios), ya que ésta deber ser igual a la que tengamos en nuestros altavoces.

Como dato general referido a los vatios de potencia necesarios para un equipo decente, podemos situarlo en unos 100 vatios por canal.

Número de canales

En la actualidad, los receptores AV han estandarizado de tal modo los sistemas de audio 5.1, que podemos considerarlos como sistemas de canales clásicos.

En las tiendas especializadas, es habitual ver sistemas 7.1 e incluso 9.1 en aquellos equipos de gama alta que disponen de las últimas tecnologías en el procesado de las señales de audio.

No obstante, aunque los receptores de gama media-alta puedan hacer maravillas con las señales sonoras que procesan, lo cierto es que existen pocas fuentes que incorporen esos esquemas de sonido y, además, la oferta de altavoces 7.1 y 9.1 es más limitada (y, como podrás imaginar, con un precio de adquisición significativamente más alto)

Además, hay que tener en cuenta las posibilidades de espacio, ya que esos sistemas de 7 ó 9 canales de audio requieren, lógicamente, de un espacio mayor para poder distribuirse adecuadamente, y disfrutar de sus ventajas.

Por ello, recomendamos la compra de un buen receptor AV con canales 5.1, ya que la optimización resultante de su número de canales, el sonido obtenido y el espacio necesario para ello, es sumamente ventajosa en un hogar de tamaño medio.

Compatibilidad con las tecnologías de sonido envolvente

Es importante tener en cuenta la compatibilidad de nuestro equipo con las diversas tecnologías de sonido envolvente que han aparecido en los últimos años y que mejorarán nuestra experiencia de uso de manera significativa.

A los sistemas ya clásicos, como el Dolby o DTS, se han sumado otras tecnologías como el DTS Master Audio, el Dolby True HD, o las más elitistas DTS:X y Dolby Atmos.

Es importante, pues, conocer estas distintas nomenclaturas con el fin de adquirir el aparto adecuado a nuestras demandas de audio, o para evitar incompatibilidades con los otros sistemas de sonido que tengamos en casa.

A modo de resumen básico, podemos decir que para el usuario medio, los clásico Dolby y DTS serán suficientes en la mayoría de los casos.

Tecnología inalámbrica

Hoy en día, los receptores AV pueden integrar receptores Bluetooth y Wifi capaces de conectarse con altavoces compatibles y con los diferentes aparatos que tengamos en casa y equipan esas tecnologías (como nuestro móvil, por ejemplo). Valorar si necesitamos realmente estas tecnologías inalámbricas en nuestro receptor AV nos ayudará a comprar un modelo más adecuado a nuestras necesidades reales.

Una de las posibilidades de la tecnología inalámbrica es la de disminuir la cantidad de cable utilizado en el montaje de nuestro sistema de sonido (ya que el equipo puede enviar la señal acústica a los altavoces de manera inalámbrica -sobre todo hacia los altavoces traseros en los sistemas 5.1-), facilitando en gran medida la instalación de los componentes.

La sala donde vamos a instalar nuestro equipo

Aunque este sea uno de los aspectos en los que menos podemos introducir mejoras, lo cierto es que el lugar donde vamos a colocar nuestro receptor AV y los altavoces contribuye de manera significativa en la calidad de audio obtenida.

Debemos tratar de evitar la excesiva reverberación del lugar (para ello, las alfombras y cortinas pueden ayudarnos de manera sorprendente). Asimismo, la experiencia de sonido envolvente requiere de un mínimo espacio para que el efecto obtenido sea perceptible en toda su amplitud, así que si el salón o la habitación donde vas a instalar el sistema de cine en casa, es excesivamente pequeño, conviene que dediques un tiempo a estudiar (e incluso probar) la adecuado disposición de los altavoces (moviéndolos de sitio para realizar tus pruebas) hasta que encuentres la disposición que mejores resultados te ofrezca.

Si contamos con una sala cuyas condiciones acústicas no son mínimamente aceptables, será interesante considerar la adquisición de un equipo receptor AV que incorpore sistemas de corrección acústica y ecualización, para adaptar los valores ecualizados del sonido emitido a las condiciones de la sala.

Mejores ofertas actuales para los receptores AV más vendidos

Última actualización el 2019-07-20

¿Es necesario un receptor AV para montar un equipo de cine en casa?

La disponibilidad en el mercado de equipos que integran todas las funciones de audio y vídeo en un solo sistema (los conocidos como equipos de cine en casa) puede hacernos dudar acerca de la conveniencia de comprar un receptor AV, ya que los precios de éstos suele ser mayor al que podemos encontrar en los equipos todo-en-uno.

Todo depende, como siempre, de lo que andemos buscando. Si nuestras pretensiones son meramente ociosas, y sólo queremos un equipo que reproduzca el vídeo y nos ofrezca una experiencia sonora meramente estándar, los equipos todo-en-uno de cine en casa pueden ser una buena opción.

En cambio, si nuestras pretensiones son algo más elevadas, o ya tenemos el resto de componentes del sistema (pantalla de TV o proyector y altavoces) y queremos redondear el conjunto con un receptor/amplificador, los receptores AV son la mejor inversión que podremos realizar.

Además, sus características, nivel de calidad y funciones, no suelen estar disponibles en la misma medida en los equipos todo-en-uno.

Sin mencionar que las posibilidades de conexión son infinitamente más reducidas en estos sistemas integrados, respecto a las múltiples conexiones que equipan los receptores AV, pudiendo conectarles no sólo los altavoces del sistema de audio, sino cualquier TV, proyector, equipo de sonido, reproductor, etc. que tengamos en casa (o adquiramos en un futuro).

Si lo deseas, puedes leer nuestras últimas reseñas de receptores AV



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies