Cómo elegir el mejor altavoz inalámbrico este 2019

Hoy en día la música constituye una parte importante de nuestras vidas. Muchas de las actividades de ocio que compartimos con amigos o familiares (incluso aquellos momentos en los que queremos estar solos) utilizamos la música para animar esos instantes.

Por este motivo, los altavoces inalámbricos han cobrado tanto protagonismo estos últimos años. Ofrecen la portabilidad, la calidad de sonido y la sencillez de uso necesaria para conservar y potenciar su popularidad.

Sin embargo, si estás pensando comprar un altavoz bluetooth, quizá te surjan algunas dudas acerca de cuál de las opciones disponibles en el mercado es la más adecuada para ti.

Vamos a darte algunos breves consejos sobre qué detalles debes tener en cuenta para conseguir que tu próximo altavoz inalámbrico sea una compra acertada.

Altavoces portátiles con bluetooth

Lo has escuchado muchas veces, pero quizá no sepas exactamente qué es el bluetooth.

Básicamente, la tecnología bluetooth es un tipo de transmisión de datos inalámbrica entre dos dispositivos que previamente han sido emparejados. Esta es la principal diferencia frente a otras tecnologías de transmisión sin cables, ya que con el bluetooth necesitamos emparejar ambos dispositivos para que el emisor reconozca el dispositivo receptor y le envíe los datos.

🚩 Mientras que, con el wifi, por ejemplo, cualquier dispositivo dentro del rango de cobertura puede conectarse a la señal inalámbrica, en el bluetooth sólo puede hacerlo aquel dispositivo que antes hubiera sido emparejado con el emisor de datos.

Actualmente, la práctica totalidad de teléfonos móviles, tablets, ordenadores o reproductores de audio y/o video incorporan la tecnología bluetooth como forma de conexión inalámbrica entre dispositivos.

¿Qué características debe tener un altavoz inalámbrico?

A la hora de considerar la compra de un altavoz portátil con bluetooth, debemos conocer nuestras necesidades reales a la hora de darle uso.

Por este motivo, sería adecuado hacernos una serie de preguntas, en cuyas respuestas encontraremos algunas indicaciones muy útiles para decidir nuestra próxima compra.

Hay algunos aspectos básicos a los que prestar atención son:

⇒ La batería y su autonomía

¿Qué tiempo de uso estimado le vamos a dar y, en consecuencia, cuál debería ser la autonomía aproximada para que cubriera sin dificultades nuestra necesidad de uso?

En el mercado vas a encontrar altavoces con autonomías de 5 horas y otros que alargaran la duración de su batería hasta las 20 horas de uso. Como podrás ver la diferencia es considerable, pero también lo será, normalmente, el precio de los altavoces.

👉 Generalmente, cuanto mayor sea la autonomía de un altavoz mayor será también su precio y, además, más grande será el altavoz, lo que quizá sea una desventaja si vas llevarlo muchas veces encima.

Trata de ver cuál ha de ser la autonomía media del altavoz en función de la utilización aproximada que vayas a hacer del dispositivo. No tiene sentido usarlo mayoritariamente un tiempo inferior a las 8 ó 9 horas de uso y adquirir un altavoz con 25 horas de autonomía, que será mucho más caro. Además, la autonomía no es un factor que decida de una manera directa la calidad del producto, ya que puede haber altavoces cuya batería dure menos, pero ofrezcan una calidad de sonido mayor.

Y de eso va el siguiente consejo, ¿qué calidad de sonido requieres?

⇒ Calidad de sonido

Evidentemente, todos queremos tener un altavoz cuya calidad de sonido deje boquiabiertos a nuestros compañeros. Y aunque el concepto de calidad es algo un tanto subjetivo, existen algunas cuestiones al respecto (tal vez un poco técnicas) que debemos considerar.

Hablemos del espectro de frecuencias. Si miramos las características técnicas de un altavoz, comprobaremos que, en muchas ocasiones, nos ofrecen un dato relativo a la respuesta de frecuencia del dispositivo, cuyo valor se establece entre unos 25 Hz (para los sonidos graves) y los 22000 Hz (de los sonidos agudos). La idea que debemos asimilar en cuanto a los datos que nos proporciona este espectro de frecuencias es que cuanto mayor sea el intervalo en cuestión más cristalino podrá ser el sonido del dispositivo. Cabe señalar aquí, que la calidad del sonido depende, además, de otros factores, como el nivel de calidad de los materiales utilizados en la fabricación del altavoz, por ejemplo.

Aparte del espectro de frecuencias, debemos tomar nota de otro dato importante: la impedancia. Hablamos de impedancia al referirnos a la relación entre la tensión alterna proyectada sobre un circuito y la amplitud de las ondas de sonido de la corriente. Y tú dirás, vale, ¿y eso qué significa? La idea con la que debes quedarte (ya que lo anterior puede resultar demasiado técnico y confuso) es que cuanto menor sea la impedancia mejor calidad de sonido va a obtener.

⇒ Resistencia del altavoz

Obviamente, al tratarse de un dispositivo que vamos a llevar con nosotros la mayor parte del tiempo de uso que le vayamos a dar, e incluso dentro de casa siempre lo estaremos moviendo de un sitio a otro, la dureza y resistencia de un altavoz pueden ser un argumento de compra definitivo para tomar la decisión final.

La resistencia del altavoz no solo se refiere a la dureza física que el dispositivo presenta, sino también a todas aquellas características del dispositivo diseñadas e implementadas para obtener funcionalidades extra que en algún momento determinado podrían salvaguardar la integridad del altavoz.

Un ejemplo de ello es la impermeabilidad. Hoy en día, hay muchos altavoces inalámbricos que incluyen características como la resistencia al agua. Se trata de una ventaja añadida que nos resultará útil si tenemos pensado utilizar nuestro altavoz en la playa o la piscina, por ejemplo. O incluso si nos apetece ducharnos con nuestro altavoz cerca (ya que la condensación del baño también puede ser perjudicial para aquellos altavoces que sean resistentes a la humedad o al agua).

Por otro lado, si tu espíritu es más aventurero, y sabes que tu altavoz viajará contigo cuando salgas a la montaña, existen altavoces diseñados con protecciones complementarias que protegerán al dispositivo en caso de golpes fortuitos, o de caídas.

Valorar todas esas características agregadas, que no incluyen la mayoría de altavoces, nos permite adquirir, al final, el altavoz más adecuado al tipo de uso que vayamos a darle.

⇒ Rango de cobertura de la conexión bluetooth

Evidentemente, si hablamos de un altavoz portátil inalámbrico, debemos considerar su cobertura de uso como un elemento fundamental para que nuestra experiencia de uso sea totalmente satisfactoria.

Si analizamos la oferta básica que nos ofrece el mercado, veremos que la mayor parte de los altavoces ofrecen rangos de cobertura similares. Sin embargo, existen algunos modelos que, debido a sus características, son capaces de ofrecer mayores rangos y de más calidad que otros.

Analizar la cifra de rango de cobertura y tratar de conocer cuál es la calidad de la misma (leyendo algún análisis del producto en internet, hablando con compañeros o familiares que tengan ese modelo al que le hemos echado el ojo, o consultando con el vendedor de la tienda de electrónica a la que hayamos decidido acudir) nos ofrecerá datos muy relevantes acerca de qué podemos esperar del altavoz.

🏷 Por calidad de cobertura nos referimos a si su conexión bluetooth es capaz de trasmitir los datos adecuadamente, dentro de la distancia óptima de funcionamiento, incluso si hay paredes o puertas de por medio. Eso te permitirá moverte con el dispositivo reproductor sin que el altavoz de señales de mala reproducción o cortes en el sonido porque su cobertura sea deficiente.

⇒ Manos libres en tu altavoz

Al fin y al cabo, si utilizamos nuestro teléfono para reproducir la música que más nos gusta, o escuchar nuestros programas de radio, o podcast, favoritos, es interesante que el altavoz cuente con la función d manos libres, de modo que si recibimos una llamada al móvil mientras suena la música, ésta se detenga y podamos mantener la conversación a través del altavoz, sin tener que parar la música, sacar el móvil, contestar la llamada y volver a activar el altavoz y el reproductor de audio cuando finalicemos.

A la hora de decidir la compra de tu próximo altavoz, ten en cuenta este detalle, ya que te facilitará mucho la vida cuando estés utilizando el dispositivo.

Un apunte final.

Aparte de todo lo dicho hasta ahora, la realidad es que, a veces, la decisión de adquirir un altavoz u otro depende de un factor poco analítico como es el mero gusto por el dispositivo.

Los fabricantes saben muy bien que las cosas “nos entran por los ojos” y, por ello, invierten grandes cantidades de dinero en trabajar lo mejor posible el diseño de sus altavoces.

De modo que, si ya le has echado un vistazo a alguno de los modelos disponibles en el mercado, porque su diseño te fascina, lo cierto es que hay pocos argumentos convincentes que puedan superar a éste.

Por este motivo, los consejos que te hemos ofrecido antes, solo pretenden ser una breve guía si no te acabas de decidir por un modelo u otro.

Pero si ya lo tienes claro, somos conscientes de que nada ni nadie te harán cambiar de opinión. Así que, ¡corre a por ese altavoz que te tiene fascinado/a!

Muchas veces la satisfacción de tenerlo entre tus manos y disfrutarlo todos los días compensa esos pequeños defectos que quizá pueda tener. Así que, ¿a qué estás esperando para hacerte con él?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies